12/11/2020

Tu equipo ha cumplido con los objetivos anuales y no sabes como premiarlo o incentivarlo para seguir creciendo el próximo año? Un viaje es la solución perfecta y la mejor manera de motivar un equipo. En este post te explicaremos los 5 errores más comunes a la hora de organizar este tipo de viajes y como solucionarlos.

No organices unas vacaciones en grupo.

En primer lugar, hay que destacar que un viaje de incentivo no es solo un regalo que ofreces a tu equipo. Un viaje de incentivo debe ser mucho mas que un desplazamiento en grupo. Es importante englobar este proyecto dentro de un concepto o una temática y diseñar todas las actividades en base a un hilo conductor de forma que al final del viaje podamos sacar conclusiones claras y vemos los frutos que nos ha dado esta inversión.

La comunicación previa y el factor sorpresa.

Los equipos no reciben un viaje cada día y la ilusión previa a la salida del vuelo es tan importante como el desarrollo del viaje. Trabaja la comunicación previa y piénsala en diferentes fases, de forma que se cree una expectativa que dará que hablar durante un tiempo anterior al viaje. Un correo misterioso, un concurso para averiguar el destino, o una cena tematizada serán perfectas para involucrar el equipo desde el minuto 0.

No olvides reservar un momento para hacer una reunión de trabajo

Comunicar los resultados del año o dedicar una reunión a hacer un análisis del que os ha llevado hasta donde estáis es muy importante. Es fundamental que los equipos sean conscientes de los motivos del viaje para que no se pierda el mensaje motivacional.

Para este momento, es ideal una sala privada en el hotel. La mayoría están preparados para acoger una reunión de este estilo pero si lo quieres hacer en un lugar más especial, asegúrate antes de que la localización cuenta con todos los requisitos técnicos que necesitas (micrófono, pantalla, ordenador, etc.). Una reunión mal planificada o ejecutada puede desmotivar totalmente y convertir el momento en el aburrimiento del viaje.

No organices una gymcana, da sentido a las actividades

A veces, a la hora de crear las actividades que haremos durante el viaje nos dejamos llevar solo por la diversión y si no dotamos las actividades de un sentido o les aportamos un objetivo no conseguiremos profundizar en el mensaje. A la hora de diseñar las actividades, talleres, competiciones, pensamos en que queremos aprender de cada una de ellas, por ejemplo, si crees que falta cohesión y es el momento de mejorar el trabajo en equipo, busca actividades tipos «búsqueda del tesoro» que requieran ponerse de acuerdo y no actuar en solitario. Tanto en el momento de la explicación como al final de la prueba deja muy claras las reglas del juego y el objetivo.

No te quedes en el hotel, integra el destino a tu viaje

A menudo nos encontramos con grupos de incentivo que viajan a los destinos mas espectaculares y no salen del hotel para hacer sus actividades. Viajar con la empresa es una oportunidad preciada de conocer nuevas culturas, de visitar lugares especiales o de probar gastronomías diversas. Intégralo a tu viaje, puede ser una oportunidad para ver nuevas maneras de hacer que, quienes sabe, quizás algún día podrás adaptar a tu empresa.

Reserva algún día cultural/turístico o busca localizaciones con contenido para desarrollar tus actividades. En este sentido, siempre tienes que asegurarte que no hay restricciones por temas de protección patrimonial, etc.

Los viajes de incentivo son la mejor manera de motivar un equipo y una oportunidad única de reconectar, premiar pero sin una buena estrategia y organización dejan de ser una inversión para pasar a ser un gasto sin retorno.

 

En VIATGES EMOCIONS organizamos todo tipo de incentivos en todo el mundo. Desde la creación del concepto y el hilo conductor, la logística e incluso, te acompañamos por qué no te tengas que preocupar de nada y te centres solo en tu equipo. Contáctanos